¿Qué es el Apalancamiento?

Sabemos, porque nos lo enseñaron en la escuela, que la palanca es una herramienta utilizada para transmitir una fuerza y un desplazamiento y que está compuesta por una barra rígida que puede girar libremente alrededor de un punto de apoyo. Pero, quizas tengamos ciertas dudas a la hora de definir lo que es el apalancamiento, principalmente, porque en la escuela no enseñanban estas cosas, no parecían útiles, mejor saberse de memoria los afluentes de los ríos o los nombres de los reyes godos, que conocer, al menos, nociones básicas de como conseguir los resultados con menor dificultad y esfuerzo. Todos conocemos, porque también nos lo enseñaron en la escuela, que a  Arquímedes se le atribuye la frase: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Sin duda, estaba hablando de la palanca, pero también del apalancamiento.

El caracol de la fotografía está haciendo uso -inconsciente en este caso- del apalancamiento, al subirse en el caparazón del galápago, éste le está permitiendo poder desplazararse algo más rápido y con un menor esfuerzo por su parte.

Para el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, apalancamiento es “la acción y el efecto de apalancarse”. Definiendo a su vez apalancar, entre otras acepciones como: “levantar, o mover algo con ayuda de una palanca o conseguir algo, con astucia o por medios ilícitos”.

En mi opinión, no está muy acertado el Diccionario a la hora de definir lo que significa apalancamiento, pues nos remite a la palabra apalancar, y esta en su segunda acepción del término, relaciona apalancar con la acción de conseguir algo con astucia o por medios ilícitos. Lo de la astucia está bien, me gusta, pero cuando lo asimila con conseguir algo por medios ilícitos, como que no lo veo. Alguien puede apalancar la puerta de una casa para robar, pero también puede apalancarla su propietario o un carpintero con la sola intención de quitarla y sustituirla por otra. Quizás solo esté relacionando la palabra apalancar con la famosa y útil palanca… esa de la que nos hablaron en la escuela. Equivocado o no, la cuestión es otra, y es preceptivo continuar…

Robert T. Kiyosaki, en su libro “Retírate Joven Retírate Rico” nos dice que el apalancamiento es la habilidad de hacer más con menos.

Wikipedia define el apalancamiento como: “La relación entre capital propio y crédito invertido en una operación financiera”. Al reducir el capital inicial que es necesario aportar, se produce un aumento de la rentabilidad obtenida. El incremento del apalancamiento también aumenta los riesgos de la operación, dado que provoca menor flexibilidad o mayor exposición a la insolvencia o incapacidad de atender los pagos.

Distingue dos tipos de apalancamientos:

  • El aplacamiento operativo.

Señalando que el apalancamiento operativo suele determinarse a partir de la división entre la tasa de crecimiento del beneficio y la tasa de crecimiento de las ventas.

Este tipo de apalancamiento se refiere a las herramientas que la empresa utiliza para producir y vender, esas herramientas son las maquinarias, las personas y la tecnología. Las maquinarias y las personas están relacionadas con las ventas, si hay esfuerzo de marketing y demanda entonces se contrata más personal y se compra mayor tecnología o maquinaria para producir y satisfacer las demandas del mercado.

Cuando no existe apalancamiento, se dice que la empresa posee capital inmovilizado, eso quiere decir, activos que no producen dinero.

  • El apalancamiento financiero.

En este segundo tipo de apalancamiento se utilizar endeudamiento para financiar una inversión. Esta deuda genera un coste financiero (intereses), pero si la inversión genera un ingreso mayor a los intereses a pagar, el excedente pasa a aumentar el beneficio de la empresa.

Un ejemplo de la utilidad de este concepto se ha encontrado en la especulación experimentada por el mercado de la vivienda. Los inversores adquieren una vivienda, pagan una pequeña parte y el resto lo financian a intereses muy bajos (en torno al 4% anual). Al cabo de pocos meses, la vivienda se ha revalorizado enormemente. Y esta es la causa de la burbuja inmobiliaria sufrida por varios países, como por ejemplo España.

Por ejemplo, se adquiere una vivienda por 100.000 euros, se pagan 20.000 euros y los 80.000 restantes se financian mediante hipoteca. Al año, se vende la vivienda en 150.000 euros y se devuelve la hipoteca, pagando de intereses 3.000 euros. Si se hubiese adquirido la vivienda exclusivamente con fondos propios, la rentabilidad hubiera sido del 50% -se obtienen 50.000 euros de beneficio- (incremento del valor del activo), pero al financiar 80.000 euros, a los 20.000 euros aportados se le obtienen 47.000 euros (150.000 – 80.000 – 3.000 – 20.000) de beneficio, es decir, una rentabilidad de más del 200%. Y quedan otros 80.000 euros para otras inversiones.

Como bien podemos observar en el ejemplo de apalancamiento propuesto anteriormente, al menos en España, en los últimos tiempos, con el descenso de los precios que está experimentado la vivienda, no sería una forma muy inteligente de hacer uso del apalancamiento, pues difícilmente vamos a poder comprar hoy una casa por 100.000 euros y venderla por 150.000 euros al año próximo. El riesgo financiero es mucho mayor que los posibles beneficios económicos que podamos obtener.

Usamos por tanto el apalancamiento financiero cuando nos endeudamos con una entidad financiera para que nos sea posible financiar una operación. No utilizamos todo nuestro capital, sino que usamos en la operación una parte importante del dinero que necesitamos pidiéndosela a los bancos. Usamos su dinero, el dinero de los ahorradores, en benéfico propio.

El apalancamiento financiero, que se produce cuando pedimos dinero a una entidad financiera o usamos tarjetas de crédito, puede ser:

  • Positivo. Cuando obtenemos más beneficio que intereses debemos pagar.
  • Neutro. Cuando los beneficios obtenidos son iguales que los intereses generados por nuestra deuda.
  • Negativo. Cuando los intereses que generan nuestra deuda son de mayor volumen que los ingresos que hemos obtenido.

El apalancamiento financiero es sólo una forma de apalancamiento, pues éste ha estado presente a lo largo de toda la historia de la vida en la tierra. Los hombres han evolucionado mucho más que los animales porque han utilizados mas y mejor el apalancamiento.

Por ejemplo, no siempre el hombre se ha desplazado a mayor velocidad que los animales, pues estos últimos, en un principio, volaban más alto y más rápido, nadaban y corrían a una mayor velocidad, recorriendo grades distancias en poco tiempo. Hasta que el hombre no creó y empezó a utilizar los aviónes, las embarcaciones rápidas, las motos o coches, como forma de apalancamiento, no consiguió batir en velocidad a mamíferos, aves, pájaros y peces.

Sin embargo, no todos los hombres usan el apalancamiento de la misma forma y con la misma intensidad. Los que lo utilizan de la forma adecuada y en la proporción idónea obtienen mayores beneficios que los que no lo utiliza, lo hacen mal o en pocas ocasiones. Por lo común, los que no utilizan apalancamiento están al servicio y trabajan para los que si lo hacen.

Los pobres y la clase media utilizan el apalancamiento físico y los ricos utilizan el apalancamiento financiero.

Además del apalancamiento financiero, son posibles otros muchos tipos de apalancamientos, tales como: el tiempo libre, la salud, la educación, el uso adecuado de ciertas herramientas o el apalancamiento en personas, por citar algunos.

La mente, lo que pensamos, de lo que estamos convencidos, es quizás la herramienta más poderosas de apalancamiento. Walt Disney decía: “Si lo puedes soñar, lo puedes hacer”.

Si tu mente está convencida de que invertir es algo arriesgado, esa es tu realidad, y hasta que no seas capaz de cambiar tu realidad y pensar que invertir no tiene por qué ser arriesgado, no lo harás. Un pensamiento negativo es el estar convencido de no poder hacer las cosas; por el contrario, pensar en positivo es creer en la posibilidad de poder hacerlas y buscar la fórmula que te lleve al cómo hacerlo.

El multinivel como forma de apalancamiento.

La practica de un multinivel supone la construcción de una red que con el tiempo se va extendiendo y formado un entramado de redes en la que todos los miembros se aprovechan de los benéficos que aportan cada uno de sus integrantes.

Cuando trabajas por dinero, esto es, cuando eres empleado o tienes un pequeño negocio, sólo el tiempo que le dediques te va a producir beneficios, sólo una vez cobrarás por tu tiempo. En el multinivel cobraras principalmente por el tiempo que muchas otras personas hayan empleado.

Supongamos que como empleado trabajas 8 horas diarias, lo que hacen 40 horas semanales: Cobras sólo una vez por esas 40 horas.

Ahora imaginemos que formas parte de un multinivel y tu red está formada por sólo 10 personas, y todos trabajáis 1 hora diaria. Al finalizar la semana, has trabajado 5 horas, pero el resto de tu red ha estado trabajando para ti 5 X 10 = 50 horas.

El en primer caso trabajaste 40 horas y cobraste por esas 40 horas exclusivamente. En el segundo caso trabajaste 5 horas y cobras por 55 horas, las proporciones son de 1:1 y de 1:11 respectivamente para cada uno de los casos propuestos. Esto significa que para igualar los ingresos que podrías conseguir con un multinivel en 1 año, necesitarías trabajar como empleado por espacio de 11 años, con la ventaja añadida de que el multinivel te permite una gran flexibilidad, pues, cada uno puede libremente elegir no sólo la cantidad de tiempo que desea invertir, sino también el momento que mejor se adapte a tus intereses.

Como empleado, con el paso del tiempo, tus ingresos por horas trabajadas aumentarán de una forma muy lenta. Sin embargo, como integrante de un multinivel tus ingresos irán siempre en aumento, pues tu red se irá haciendo cada vez mas extensa, se va a multiplicar, sin necesidad de que le dediques más tiempo.

En el apalancamiento financiero vimos que te apalancabas en el dinero, propio o de otros. En el multinivel te apalancas en personas, por tanto, no dependes sólo de tu esfuerzo, te apalancas del esfuerzo de otros. Tu red te va a poder permitir que te apalanques porque con su esfuerzo vas a obtener ingresos residuales, que son aquellos que se generan sin necesidad de que tú estés presente.

Lo anterior no significa que esas personas que están haciendo posible que tú crezcas, no dispongas de las mismas oportunidades de desarrollarte, pues el multinivel tiene su base en la multiplicación, y esto se consigue enseñando y educando a tu equipo o personas integradas en tu círculo para que operen igual que lo haces tú y posean el mismo potencial de crecimiento, por lo cual, las oportunidades de crecer son iguales para todos.